El ABCD para la detección de lunares peligrosos.
La mayoría de personas pueden tener entre 10 y 40 lunares en su cuerpo, que son por lo general benignos y tienen diversas características en cuanto a forma, color y tamaño.

A lo largo de la vida los lunares o nevus, como también se les llama, pueden modificarse e incluso desaparecer.
Es por ello que es importante familiarizarse con los lunares del cuerpo y examinar la piel periódicamente para poder detectar cualquier cambio en ellos.

Conviene acudir al dermatólogo una vez al año y estar atentos a heridas pequeñas que no cicatrizan, a una nueva mancha, a un lunar o verruga o a lunares conocidos que cambian de apariencia, y que podrían transformarse en melanomas o cáncer de piel.

Existen 4 puntos importantes que debes observar para detectar lunares peligrosos:



A) Asimetría: dividiendo el lunar en cuatro cuadrantes, quedan partes de diferente tamaño.

B) Borde: que tenga un borde irregular y poco definido.

C) Color: que tenga varios colores o diferentes tonos de marrón, negro, azul o rojo.

D) Diámetro: que mida más de 6mm o que haya aumentado de tamaño rápidamente.

name:
mail: (optional)

smile:

smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 

| Forget Me
Desarrollado por Suragencia.com